Tag: bodas en coruña

La Fiesta.

Después de la Ceremonia directos a la Fiesta, lo estáis deseando. Recordad que las Fotografías de Pareja las haremos otro día, será nuestra particular Postboda. Así que ha llegado el momento de la diversión completa.

Los nervios han pasado, todo ha salido bien, perfecto, tal y cómo lo habíais estado planeando durante tanto tiempo. La comida ha gustado a todo el mundo y la música comienza a sonar. Si, suena bien y vuestra gente comienza a soltarse y mi cámara a trabajar. Me encanta capturar los momentos en los que ya nadie se acuerda de mi presencia porque la celebración de vuestra Boda es más importante que cualquier otra cosa. Las Fotografías naturales y espontáneas se suceden una tras otra, como se suceden los brindis, los besos y las carcajadas.

Siempre he pensado que lo mejor que puede hacer un Fotógrafo en la Fiesta de una Boda es volverse invisible, porque yo no pienso marcharme, os he prometido un Reportaje de Bodas Completo y eso es lo que vais a tener. Además, para mí, es un placer y un honor estar a vuestro lado de principio a fin. Y la Fiesta es una parte de la Boda muy especial y divertida que no me quiero perder porque las Fotografías que obtengo son fantásticas, están cargadas de expresividad y poseen una autenticidad fantástica, porque ya ha terminado el momento más regio y sobrio de la Boda, ya no importa despeinarse o reír muy fuerte y muy alto. Importa pasarlo bien, importa demostrar a vosotros los Novios las ganas de estar a vuestro lado. Ese cariño es el que se refleja en las Fotografías de la Fiesta. Gente venida de puntos muy diferentes unida en torno a vosotros, los Novios. Mientras yo, el Fotógrafo como espectador privilegiado, puedo contar con imágenes lo que ese día sucedió, desde muy temprano hasta muy entrada la noche. Una Boda, una vida en un día. Es mi trabajo y mi pasión, la Fotografía de Bodas.

La Ceremonia de boda.

Un buen Fotógrafo de Bodas tiene ser capaz de capturar la esencia de La ceremonia de boda, de contar en imágenes lo que allí se vivió. Empezando por el principio, antes de la llegada de la Novia ya comienzan a sucederse las anécdotas, los encuentros, las reacciones y las risas. Tenemos que estar ahí para atrapar cada uno de esos instantes, incluido el momento en el que el Novio contempla a su Novia, radiante, por primera vez.

La llegada de la Novia, del brazo de su Padrino, es uno de los momentos más emotivos en una Boda y, por supuesto, en vuestra Ceremonia, ya sea una Ceremonia Religiosa o una Ceremonia Civil, es un momento esperado por todos, no solo por el Novio. Todos los invitados, familiares y amigos fijan su atención en ella, en la Novia, es la protagonista y ella lo sabe, para ese momento ha estado cuidando tantos detalles. Y ese momento final y perfecto merece Fotografías únicas, especiales, llenas de naturalidad y muy emotivas.

Cada Ceremonia es única, da igual el número de Bodas que haya presenciado ya, siguen siendo diferentes porque reflejan, como cada detalle de la Boda, la personalidad y el gusto de los Novios. Esto se nota sobre todo en las Ceremonias Civiles en las que los Novios tienen libertad para implicarse más y expresar con gestos y palabras sus emociones. Las imágenes perfectas se suceden, miradas cómplices entre los Novios, palabras susurradas, lágrimas, risas y más risas. Las Bodas son alegría y así me gusta que sean mis Fotografías, una muestra de la alegría que se vivió el día de vuestra Boda.

En la Ceremonia ceremonia de boda no solo sois importantes vosotros los Novios, también son importantes los Invitados. En todo momento permanezco atento a ese público especial que asiste cómplice, participando de cada momento y de cada paso de la Ceremonia. Y sus expresiones, sus reacciones, son magníficas imágenes que os encantará ver después, porque en vuestra Ceremonia estáis de espaldas a ellos y os perdéis parte de la diversión, es inevitable. Se, por experiencia, que os resulta muy divertido ver esos momentos, esas risas y esa emoción en la gente que os acompañó durante vuestra Ceremonia.

Alfonso Novo